Blogia
Historia de mi ciudad natal

SILLUSTANI

SILLUSTANI

En una meseta altiplánica, a más de 30 kilómetros al norte de Puno, se encuentra Sillustani, una de las necrópolis más grandes del mundo. Rodeado de un paisaje de impactante belleza, que parece resumirse en las aguas serenas de la laguna Umayo, el complejo arqueológico destaca por sus gigantescas "chullpas" (especies de torres de piedra), edificadas por collas e incas, para enterrar a sus muertos.

Algunas a medio caer, otras de pie como torres de ajedrez resistiendo el paso del tiempo. El tablero se dibuja naturalmente, pero no en tonalidades bicolores. Acá hay más matices: el tímido verdor del ichu (pasto andino), el reflejo esmeralda de la laguna de Umayo o la triste opacidad de las "chullpas" de piedra.

En medio de estas pampas altiplánicas, a más de 3,900 m.s.n.m., el silencio ha encontrado su reino y el viento arrecia con fuerza, como si quisiera perturbar el descanso de esos antiquísimos torreones de piedra o "chullpas" de Sillustani, una de las necrópolis más extensas del mundo, localizada a 34 kilómetros de Puno, la antigua ciudad que se extiende en las orillas del lago Titicaca.

La serena y desolada belleza de la puna envuelve a estas moles funerarias. Sus arquitectos, verdaderos maestros en el arte de erigir colosos de piedra, escogieron para su obra más grande una espectacular escenografía: una cima frente a la laguna de Umayo, que aunque no tiene las magnas dimensiones ni el aura legendaria del Titicaca, conquista los sentidos y despierta admiración.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres